DESARROLLO E IGUALDAD

Programas Internacionales

SALUD MATERNOINFANTIL EN GUINEA-BISÁU

En algunas regiones de Guinea-Bisáu, como Oio y Farim, la situación sanitaria es muy deficiente. Los ratios de mortalidad infantil y maternal se sitúan en torno al 9% y la mortalidad neonatal en el 3,5%. Esta precariedad se debe, en parte, a la falta de infraestructuras y prestaciones, así como a la escasez de recursos humanos, que dificultan el acceso a servicios sanitarios, especialmente en las zonas rurales. Desde Plan International hemos creado, en colaboración con Unicef, un programa integrado para la reducción de la mortalidad maternoinfantil, cuyo objetivo es la mejora de la salud de madres, recién nacidos y niños y niñas de hasta 5 años de edad. Este proyecto incluye la distribución de medicamentos, el refuerzo de servicio de nutrición para niños y niñas, y la coordinación de actividades de sanidad para menores de 5 años. Durante los 15 meses de implementación, unos 39.500 niños y niñas y más de 10.000 embarazadas en las regiones de Oio y Farim se han beneficiado del proyecto. Además, dado que el programa conlleva una mejora en el sistema de salud, se calcula que más de 200.000 personas en esta zona podrán beneficiarse indirectamente.

ENERGÍAS RENOVABLES EN MALI, NÍGER Y SENEGAL

A pesar de que el papel de las mujeres en las zonas rurales de Senegal, Mali y Níger es muy importante para la economía de las familias, las condiciones socioculturales y jurídicas en estos países resultan hostiles para ellas. La energía solar fotovoltaica supone una oportunidad para las mujeres, ya que este sector ofrece alternativas de creación de empleo y emprendimiento, que conlleva la mejora económica y de su condición social. Sin embargo, el bajo nivel de educación y formación profesional de las mujeres les impide dar el paso de emprender o buscar un empleo cualificado. Desde Plan International implementamos el proyecto DESFERS, para el desarrollo económico y social de las mujeres a través de las energías renovables en el Sahel, con el que buscamos que las mujeres en estos países puedan alcanzar plena autonomía económica a través de la formación y el acceso al mundo laboral en el sector de la energía sostenible. Lo hacemos impulsando su capacitación, facilitando la concesión de créditos a emprendedoras y generando empleo para otras mujeres en las propias empresas. La iniciativa se lleva a cabo en 600 localidades y permite la formación de más de 10.000 mujeres, así como el acceso a energías renovables a 21.000 mujeres y sus comunidades.

SAPEA EN PARAGUAY, EMPLEO Y EMPRENDIMIENTO

En Paraguay, casi 2 millones de personas se encuentran en situación de pobreza. De ellas, el 41,1% vive en zonas rurales. Aunque se trata de un país con renta media, la desigualdades entre los ciudadanos son más que evidentes y la pobreza afecta al 22,6% de la población. Más del 70% de los habitantes de Paraguay tiene menos de 35 años. Paradójicamente, los jóvenes encuentran enormes dificultades en el acceso, calidad y sostenibilidad del empleo. Como respuesta al alto nivel de desempleo juvenil, hemos creado SAPEA, en colaboración con el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social. El programa se centra en la formación, la capacitación técnica y el acompañamiento al mercado laboral para acceder a un trabajo de calidad, favoreciendo la inclusión y la igualdad entre hombres y mujeres. El objetivo de SAPEA es ofrecer oportunidades sociolaborales a 5000 jóvenes entre 17 y 29 años en situación de vulnerabilidad, muchos de ellos sin estudios o que necesitan un refuerzo en su formación. El 60% de las beneficiarias del programa son mujeres jóvenes, el 15% personas con diversidad funcional y el 2% personas de origen indígena.

PROMESA HAITÍ: LECTURA, ESCRITURA Y ÉXITO

El sistema educativo en Haití se encuentra en una situación difícil: las escuelas públicas en el país únicamente representan el 12% del total y acogen al 22% del alumnado. En el departamento Nordeste del país, solamente el 72% de niños y niñas recibe clases de enseñanza primaria. Además, la tasa de abandono escolar es extremadamente elevada: menos de la mitad del alumnado inscrito en el primer año de escuela llega a cursar estudios hasta sexto año. El material escolar y los métodos de enseñanza deficientes se suman a la problemática de una escuela pública con demasiadas carencias. Desde Plan International hemos desarrollado el programa Promesa Haití para la mejora de la enseñanza y gobernanza de 52 escuelas públicas en el departamento Nordeste, dirigido principalmente a niños y niñas en los 4 primeros años de educación fundamental. Este proyecto hace posible que 12.175 niños puedan acceder a la escuela y disponer de recursos para el aprendizaje.

HONDURAS, CONSTRUYENDO CIUDADES SEGURAS Y RESILIENTES

En muchas áreas urbanas de Honduras existen asentamientos de migrantes provenientes de zonas rurales, que buscan trabajo y, en general, mejores condiciones de vida. Estas personas suelen ser marginadas por el resto de la población y no tienen apenas acceso a servicios básicos como agua, electricidad o educación. Viven en circunstancias de inseguridad, ya que en muchas ocasiones se establecen en zonas declaradas de alto riesgo y no habitables, debido a inundaciones o deslizamiento de tierras. Se trata, además, de entornos con mucha delincuencia (agresiones, extorsiones, incluso asesinatos) controlados por pandillas y grupos delictivos. Desde Plan International, en asociación con el Consejo Noruego para Refugiados, presentamos un proyecto de apoyo a la estrategia nacional y regional de Reducción del Riesgo de Desastres (RRD) en Honduras. Implementamos el programa en 13 comunidades de áreas urbanas propensas a desastres y con alto riesgo de violencia, con el propósito de aumentar la capacidad de las comunidades para gestionar su desarrollo de manera sostenible, integrando principios de protección y perspectiva de género. También nos centramos en la prevención, preparación y repuesta en las escuelas, para abordar desde un punto de vista educacional cuestiones tan importantes como la violencia de género o la violencia sexual.

EMPODERAMIENTO DE MUJERES EN LA COMUNIDAD DE KITA, MALI

El 69% de la población de Mali vive bajo la línea de la pobreza. Más de 10 millones de personas residen en zonas rurales, y la agricultura, que representa el 37% del PIB, supone el 80% de la ocupación laboral. Sin embargo, en la actualidad las zonas rurales están encontrando dos grandes problemas: la desertificación y la deforestación, que empobrecen aún más estas áreas. En la región de Kita más del 75% de la energía se obtiene de la quema de leña para cocinar e iluminar. Esta práctica contribuye no solo a la deforestación de la zona, sino al aumento de infecciones respiratorias, que se han convertido en la segunda causa de mortalidad prematura en la región. El acceso a los servicios energéticos de calidad es inferior al 2%. En este contexto tan complejo, las niñas tienen menos oportunidades de acceder a la educación y las mujeres de desarrollar actividades generadoras de ingresos. Nuestro proyecto en Kita propone una mejora de las condiciones de vida de sus habitantes, por medio del fortalecimiento de los servicios sociales básicos y las organizaciones comunitarias. Gracias a esta iniciativa hemos conseguido que las mujeres aumenten sus ingresos, facilitándoles el acceso a servicios de energía renovable de calidad, conseguir que niños y niñas puedan beneficiarse de los servicios sociales mejorados, y promover el asociacionismo y sororidad entre mujeres en la región.

GESTIÓN DE LA MALNUTRICIÓN INFANTIL SEVERA EN ZIMBABUE

Tras El Niño, el Gobierno de Zimbabue declaró el estado de Desastre por Sequía y el 30% de hogares quedaron en situación de grave inseguridad alimentaria. En 2016, Unicef puso en marcha un proyecto que mejoró la gestión de la malnutrición y redujo las tasas de desnutrición aguda. Sin embargo, el efecto de la sequía seguirá perjudicando a los habitantes de los distritos más afectados durante, al menos, dos años. En esta situación, la población necesita apoyo urgente para poder recuperarse. Desde Plan International pusimos en marcha un proyecto para mejorar la resiliencia en 4 distritos propensos a la sequía y apoyar la gestión de la malnutrición aguda. Se trata de un proyecto con intervenciones médicas y alimentarias, pero también con información nutricional, de especial relevancia en estas comunidades. Con esta iniciativa conseguimos que más de 13.000 niños y niñas recibieran tratamientos con suplementos de vitamina A, y más de 200 niños con malnutrición aguda grave fueron tratados. Asimismo, más de 5000 embarazadas y madres lactantes obtuvieron información crucial para la alimentación de sus hijos.

CONOCE TAMBIÉN LOS PROGRAMAS REALIZADOS
POR PLAN INTERNATIONAL EN ESPAÑA

VER PROGRAMAS EN ESPAÑA